© 2013- Sanatorio Delta-Todos los derechos reservados.

Central  Telefonica

(0341)-4208300

El exámen ginecológico de control: El PAP y la Colposcopía

 

 

Tanto el Papanicolao como la Colposcopía constituyen dos exámenes de rutina que forman parte del control ginecológico habitual de todas las mujeres.

 

Su importancia radica en la posibilidad de detectar y/o pesquizar a tiempo lesiones o células premalignas o malignas que deriven en la aparición del cáncer de cuello uterino

 

Esta enfermedad es bastante común entre las mujeres, por ello, un rápido y precoz diagnóstico deriva en la posibilidad del tratamiento adecuado.

 

¿Qué es el PAP?

Es una práctica de rutina en el control ginecológico de todas las mujeres. El papanicolao o más comúnmente conocido por su abreviación PAP, consiste en tomar la secreción que cubre el cuello uterino que contiene las células que espontáneamente descaman del cuello del útero, colocarlo en un vidrio o portaobjeto, el cual se envía al especialista (llamado patólogo-citólogo), que analiza esas células al microscopio y da un informe al respecto.

De todas formas, el informe del PAP, no es un diagnostico definitivo, su presunción debe luego ser confirmada con otros estudios como la Colposcopia y la biopsia de cuello uter

 

¿Qué es la Colposcopía?

La Colposcopía, es un método clínico, que consiste en observar el cuello del útero con una lupa denominada Colposcopio. Con la colposcopía se puede observar imágenes del cuello del útero ya sean normales (ejemplo ectopías o llaguitas) o anormales como leucoplasias o mosaicos (manchitas), estas últimas según sus características muchas veces requieren de una biopsia.

 

 

¿Para qué sirve el PAP?

Ya hace más de 50 años que la citología (Pap), ha demostrado su efectividad en la detección temprana del cáncer de cuello uterino, y las lesiones precursoras de esta enfermedad denominadas Displasias de cuello o Lesiones intraepiteliales de cuello. La colposcopia mejora y suma al pap en la detección de estas enfermedades.

 

¿Quiénes y cuándo deben realizar el Pap y la Colposcopía?

Debe hacerlo toda mujer, luego de un año de haber iniciado sus relaciones sexuales y hasta los 65 -70 años, siempre y cuando sean mujeres con controles habituales normales, o según prescripción de su médico. Lo habitual es realizar estos estudios anualmente, a veces se solicita realizarlo con mayor frecuencia, por alguna indicación médica.

 

Entonces, el cáncer de cuello ¿se puede prevenir?

 

El cáncer de cuello uterino es una enfermedad EVITABLE. Esto significa que en su génesis o formación incluye la presencia de otras lesiones denominadas lesiones precursoras o preneoplasicas que pueden detectarse y tratarse, con curación en todos los casos. A pesar de esto el cáncer de cuello de útero sigue siendo muy frecuente y es causa de muerte de muchas mujeres.


Por eso es muy importante saber y recordar...

 

Que no hay que esperar tener algún síntoma o molestia para realizar el PAP y la Colposcopía, que son estudios que deben realizarse todas las mujeres, que se realiza en forma sencilla en el consultorio, que no produce ninguna molestia y no puede reemplazarse por ecografìa u otros procedimientos.

 

También es importante conocer que el Pap y la Colpo son estudios de detección precoz de las lesiones precursoras y del cáncer de cuello uterino. No son estudios de detección de otros tumores ginecológicos como el cáncer de ovario, el de cuerpo uterino o del cáncer de mama, para lo cual el ginecólogo realizara otros exámenes (ejemplo, examen ginecológico, mamografía etc)Actualmente en algunos países desarrollados se utiliza un nuevo Test , el de tipificacion del virus HPV, conjuntamente con el Pap, para mejorar la detección del cáncer cervical. En general son países que no utilizan la Colposcopia en forma rutinaria.

 

 

¿Debo realizar alguna preparación especial para realizar el PAP y la Colposcopía?

Lo ideal es que 48 hs previas a la toma del PAP, no se tengan relaciones sexuales, ni se coloquen óvulos o cremas vaginales. Tampoco puede tomarse el PAP durante la mestruación, o si por alguna razón hay restos de sagre en vagina o flujo infeccioso que requiera previamente un tratamiento.

 

Aún no tuve relaciones sexuales. ¿Debo realizarlo?

Lo ideal es hacer el PAP con la colocación de un espéculo, hecho no factible en mujeres que no han tenido relaciones sexuales. Si este es su caso, consulte con su ginecólogo que le explicará, según su edad y otros datos clínicos la necesidad o no de realizarlo.